Archivados bajo la etiqueta: Beneficio

Estadísticas y rendimiento

Debemos manejar bien ciertos parámetros para mejorar…

Estadísticas y Rendimiento

Yield

Sin duda, el dato que todo buen apostador debe manejar para saber si está haciendo las cosas bien es el yield.

El yield es una medida de rendimiento. Sirve para medir la expectativa de una apuesta promedio de un jugador.

% Yield = (Beneficio / Total apostado) x 100

¿Cuántos picks son necesarios para considerar un yield fiable?

Si tiramos de teoría en mano… unas 10.000. Pero en realidad no hace falta jugar 10.000 picks para saber nuestro yield, aunque sin duda, a medida que nos acerquemos a esa cifra, más real será nuestra estadística. La idea es que sea una cantidad suficiente como para que pasen tanto las buenas como las malas rachas y podamos evaluar correctamente los datos. 100 o 200 picks sería un buen punto de partida.

¿Qué porcentaje de picks debo acertar para tener un yield positivo?

Conseguir un yield alto es más difícil cuanto menor sea la cuota promedio (cuota a la que solemos apostar). Cuanta más baja es la cuota promedio, mayor porcentaje de acierto necesitaremos. Por el contrario, cuanto mayor  sea la cuota promedio, menor será el porcentaje de aciertos que necesitemos. También hay que tener en cuenta que los picks con value suelen ser más frecuentes en cuotas altas que en las bajas.

¿Cuánto debo ganar?

Mientras estemos aprendiendo, perder poco es un buen resultado, cuando comienzamos a comprender donde nos hemos NO perder es un buen resultado y por último, cuando tenemos suficiente experiencia cualquier yield positivo es un buen resultado.

Un yield de +5% se considera un buen yield

La clave para ser un buen apostador es controlar el overbetting (apostar más de lo que se debe) y esperar al value (la probabilidad de que suceda algo es mayor que la estimada por la casa de apuestas), y por último apostar sólo en aquellos eventos de los que tenemos información y cuando la cuota lo merece.

Cuota promedio y picks acertados

La cuota promedio es el valor medio de nuestras cuotas al apostar.

Cuanta más baja sea la cuota promedio, mayor debe ser el índice de acierto

Cuanta más baja sea la cuota promedio, más fácil resultara acertar los picks, pero necesitaremos tener un índice mayor de aciertos para que la estrategia sea rentable.

Si dividimos 100 entre la cuota promedio, obtenemos el porcentaje de acierto que necesitaremos para que nuestra estrategia sea rentable. Es decir:

100 / cuota promedio = % de acierto necesario para ganar dinero.

Por ejemplo:

100 / 1.1 = 90.9%
100 / 1.2 = 83.3%
100 / 1.3 = 76.9%
100 / 1.4 = 71.4%
100 / 1.5 = 66.6%
100 / 1.6 = 62.5%
100 / 1.7 = 58.8%
100 / 1.8 = 55.5%
100 / 1.9 = 52.6%
100 / 2.0 = 50%
… etc.

Tipos de Cuotas Promedio

Micro Cuotas: 1.01 – 1.14
Cuotas Bajas: 1.15 – 1.49
Cuotas Medias: 1.50 – 1.99
Cuotas Altas: > 2.00

Muchas personas se inician en el mundo de las apuestas utilizando cuotas bajas como forma habitual de apostar. Generalmente las estrategias basadas en este tipo de cuotas acaban fracasando ya que hay que un porcentaje muy elevado de aciertos (como hemos visto hace unas líneas) para recuperar las pérdidas que nos supone un sólo fallo.

Control de apuestas

Es IMPRESCINDIBLE llevar la gestión sobre las ganancias y las pérdidas. La idea es llevar algún tipo de control sobre nuestras apuestas para poder ir analizándolas y saber donde perdemos (o ganamos) dinero y por qué. Como mínimo una hoja de cálculo (Excel) para cada deporte y/o estrategia con los siguientes campos (como mínimo).

Bankroll

Total del dinero destinado a las apuestas a ese deporte o estrategia

Nº de pick

1, 2, 3, etc.

Descripción de la apuesta

Descripción del evento

Cuota

Cuota a la que hemos comprado la apuesta

Stake

Cantidad de dinero apostado

Resultado

Apuesta ganada o apuesta perdida

Yield

Beneficios acumulados / gastos acumulados

Comentarios a priori

Aquí se debe poner cualquier información relevante sobre la apuesta. Ej: Stake y explicación clave, recomendación de un determinado tipster, etc.

Comentarios a posteriori

¿Han salido las cosas como habíamos planeado? Si/No ¿Por qué? Cada apuesta perdida debe ser la semilla de una –futura- apuesta ganadora