Archivados bajo la etiqueta: ludopatia

Distinguir entre juego y adicción

Apuestas deportivas y adicción van, por desgracia, casi cogidas de la mano. La adicción a las apuestas deportivas es el último paso hasta entrar de lleno en la enfermedad de la ludopatía, y se puede y debe distinguir de varias formas.

Adiccion al juego online

Algunos estudios dicen que hay más adictos al juego online que al alcohol

Apostar online deja de ser un juego cuando:

  • A veces sientes que pierdes el tiempo delante del ordenador.
  • Fantaseas continuamente acerca de vivir de las apuestas.
  • Hay días en los que ganas mucho y otros en los que pierdes todo, no hay un término medio.
  • Extrapolas el mundo de las apuestas al mundo real. Por ejemplo, si ves un partido de fútbol en tu barrio ya lo interconectas con las cuotas del próximo Barça-Madrid.
  • Te notas tenso, intranquilo, impaciente cuando tienes apuestas en juego.
  • Por la noche te cuesta dormir, especialmente después de un día de pérdidas.
  • Te ves menos con tus amigos, pareja o familia por pasar más horas de las deseadas en las apuestas.
  • Te sorprendes pensando en apuestas en situaciones y lugares poco frecuentes.
  • Cuando dices “solo 10 minutos más” en realidad es una hora más.
  • Tu aspecto físico experimenta cambios (ojeras, pérdidas o subidas de peso, ojos enrojecidos, menor higiene personal, etc.).

No te engañes a ti mismo.

Si experimentas varios de estos síntomas de forma frecuente, es muy probable que tengas una adicción al juego. Recuerda que el próximo paso será la temida ludopatía, a menos que te pongas tus propias trabas, marcándote un horario que cumplir sin excusas, y pidiendo ayuda externa si te es necesario.

¿Pueden ser un problema las apuestas deportivas online?

Betfair, Bwin o Unibet son solo tres de las casas de apuestas más habituales entre los apostantes de entre los centenares que existen y que se van creando cada día. Apostar a deportes por Internet es sumamente sencillo: una tarjeta de crédito (aunque existen otros métodos) y ser mayor de edad son todos los requisitos que se piden para ello.

Ahora bien, ¿es un problema jugar nuestro dinero de este modo? Pues la verdad es que la respuesta es compleja y de hecho, esto es como todo: abusando de ello y/o sin controlar nuestro dinero nos pueden hacer caer en bancarrota o bien en problemas de ludopatía.

No dejes que las apuestas deportivas supongan un problema para tí

No dejes que las apuestas deportivas supongan un problema para tí

Si lo que queremos es una alternativa a las típicas quinielas de deportes, esas casas de apuestas deportivas son una buena opción, pues nos ofrecen muchos mercados e infinitas posibilidades a la hora de apostar, como bonos gratuitos, apuestas combinadas o promociones especiales.

Jugar un poco de dinero cada semana o incluso cada día no debe suponer un problema. Pero siempre tendremos presente tres cosas:

  1. Nunca arriesgar dinero que nos haga falta. En otras palabras: jugar con dinero que no necesitemos realmente.
  2. No obsesionarse con el juego. De la misma forma que hay gente enganchada al bingo, al póker o a las tragaperras, las apuestas deportivas también pueden causar ludopatía.
  3. Llevar un control del dinero gastado. Esto de las apuestas se nos puede dar bien (con lo que ganaremos más de lo que ingresamos), o mal: si se da este último caso lo mejor es parar a pensar qué se está haciendo mal y que se debe mejorar. Perder dinero de forma constate a la larga, aunque sea poca cantidad, tampoco parece una opción muy inteligente.

Evitar la ludopatía en las apuestas

Las apuestas deportivas deberían ser tomadas como un hobby o bien en algunos casos, como un trabajo con el que ganarte la vida, pero nunca debe suponer un problema que te lleve a la ludopatía.

La ludopatía puede surgir tanto si ganas mucho dinero como si lo pierdes. En ambos casos tendrías un problema, solo que en la segunda opción perderías además dinero de tu bolsillo, además de tener problemas con tu familia, amigos, etc.

Evita caer en la ludopatía con las apuestas

Evita caer en la ludopatía con las apuestas

Los síntomas de que nos estamos volviendo unos ludópatas al apostar son variados, pero incluyen:

  • Pasar cada vez más y más horas apostando.
  • Dificultad para dormir, notamos como todo el día pensamos en las apuestas.
  • Apostar para escapar de otras realidades más duras, como problemas de pareja, de trabajo, etc.
  • Apostar más dinero en cada apuesta para sentir la adrenalina.
  • Irritabilidad o mal humor cuando nos interrumpen en medio de una apuesta.
  • No reconocer que se tiene una adicción.
  • Etc.

Dependiendo del grado de ludopatía, lo que te recomendamos, si es que has notado varios de los síntomas anteriores, es que primeramente seas sincero contigo mismo. Las apuestas nunca pueden ser un elemento suficientemente importante como para obsesionarte y dejar de lado otros aspectos de tu vida.

En cualquier caso, si tú mismo has reconocido una adicción, la cura es posible, date un tiempo a ti mismo y si no eres capaz de cumplirlo, comentalo con familiares y amigos que sabes que te van a comprender y a ayudar.

Como último recurso, también se debe valorar la asistencia de un profesional.