Archivados bajo la etiqueta: Value

Entrar al empate en un partido de fútbol cuando ya finaliza

Una estrategia que no siempre se utiliza en los partidos en vivo es la de valorar un empate como bueno cuando ya faltan pocos minutos para terminar el partido, esto es, que favorece a ambos equipos. Es cierto que todo equipo siempre quiere ganar, pero muchas veces las casas de apuestas no tienen en cuenta cuando un partido va empatado a falta de 12 o 14 minutos de terminar el resultado puede ser válido para ambos equipos.

Un empate puede ser válido para ambos equipos

Un empate puede ser válido para ambos equipos

Pongamos por ejemplo un partido de rondas previas de un Mundial que se juegan dos países en los que un resultado de 1-1 les sirve a ambos para pasar a la siguiente fase, y que en el minuto 79 ya estén 1-1, y aún así las casas dan rentabilidades de hasta un 1.20 o más por euro apostado. Si en este partido observamos cosas como que:

  • Los jugadores mueven poco la pelota, prácticamente no corren.
  • Los entrenadores de sendos equipos se muestran tranquilos, no hacen cambios apresurados que busquen sorpresas, y si los hacen suelen ser de delanteros, solo se mantiene la defensa (para evitar un gol tonto).
  • El árbitro también se muestra más tranquilo.
  • Etc.

En definitiva, si vemos que todo el mundo da por bueno el empate y aún así las cuotas están a más de 1.15, es bastante probable que estemos delante de un value al que debemos entrar. Sí, no es imposible que caiga otro gol, pero la probabilidad seguro que es menor que la rentabilidad que podamos conseguir.

Así que te aconsejamos que la próxima vez que veas un partido de fútbol en directo te fijes en esta situación y hagas un seguimiento de las cuotas, porque se puede ir sacando tajada de estas situaciones concretas.

Apostar siempre al deporte que conoces es de lo más importante en las apuestas deportivas

Un error muy común de principiantes y no tan principiantes es el de apostar a deportes que no conocen o con los que no tienen experiencia alguna. Imagina que no te sabes ni las reglas del criquet, entonces ¿apostarías a un partido? En ese ejemplo en concreto, un partido de criquet puede alargarse durante varios días, por lo que tendrías parte de tu dinero retenido temporalmente y a lo mejor no contabas con ello inicialmente.

Apostar a deportes que no conoces puede ser como jugar a la ruleta en un casino

Apostar a deportes que no conoces puede ser como jugar a la ruleta en un casino

Para apostar con seguridad, siempre debes saber como mínimo las reglas del citado deporte, y también es muy recomendable haber estudiado mínimamente los equipos o ligas en las que se va a apostar. En definitiva, conviene tener un cierto conocimiento sobre cada deporte al que se apuesta, para no dejarse llevar únicamente por las cuotas.

Jugarte dinero al deporte que conoces no significa que tenga que ser tu deporte favorito. Te puede gustar mucho el fútbol, pero a lo mejor tienes más capacidad de análisis y más acierto en el tenis, así que esto es otro factor que debes tener en cuenta. De lo contrario, con apuestas a deportes desconocidos para ti, estás apostando prácticamente a un juego de casino, en el que solo influye el azar, y en el que a la larga vas a perder puesto que no serás capaz de ver ningún value.

¿Quiere esto decir que no puedo empezar apostando a deportes que no conozco? No, por supuesto que no. Pero si tienes en mira un deporte que no te es familiar, asegúrate de estudiar las reglas del mismo, leer algunas noticias relacionadas, así como estadísticas de los equipos en los que vas a invertir tu dinero.

Y sobre todo, empieza con cantidades pequeñas. Apostar un 10 por ciento de tu bankroll a una partida de ajedrez cuando no sabes ni qué piezas abren el juego, es sencillamente un suicidio.

La única forma para ganar a largo plazo es el value

Muchos nos preguntan ¿cómo ganan dinero los que viven de las apuestas deportivas? Con el value. Sí, hay otras formas para ganar: limpiando bonos, realizando surebets, ganando de forma esporádica una apuesta, etc. pero a la larga, que es lo que interesa, solo se puede ganar apostando a resultados con value.

El secreto para ganar a largo plazo es el value

El secreto para ganar a largo plazo es el value

Value, como ya sabemos, significa que una cuota está infravalorada por la casa, es decir, que ofrece más de lo que en realidad debería dar. Y esto, por supuesto, es lo más complicado de las apuestas deportivas, estimar qué cuota corresponde a determinado partido y ver si la casa la ha calibrado bien o no.

Los profesionales que viven de las apuestas, esos que a final de año cierran balance con ganancias de hasta cinco o seis cifras, lo hacen apostando sistemáticamente a partidos con resultados con value. Porque si en un partido estimamos que la posibilidad de victoria es de un 50 por ciento, y la casa cree que solo se daría ese resultado en un 35 por ciento de los casos, a la larga tenemos las de ganar.

Por supuesto, encontrar el value de forma continua exige horas diarias de dedicación y estudio, una inversión económica, años de experiencia y por supuesto, una correcta gestión del bankroll. No todo el mundo se puede permitir entrar en tan arriesgada apuesta, pero los que sí lo han hecho y les ha ido bien, hoy pueden decir que ganan dinero a largo plazo apostando a cuotas con value.

Cómo evitar limitaciones al realizar surebets

Apostar con surebets exige apostar en dos o tres casas a la vez para un mismo encuentro, aprovechando que la diferencia de cuotas supera el umbral de ganancias y pudiendo así apostar determinadas cantidades a determinadas cuotas y pase lo que pase siempre se ganará. Pero las casas tradicionales no son tontas, y saben que hay mucha gente buscando surebets.

Hasta hace un tiempo, había muchos mercados en los que apostar a surebets, uno de los más representativos era el de las carreras de caballos en Bet365, donde la propia casa ofrecía cuotas bastante altas con respecto a Betfair y tardaban bastante en cambiarlas.

Cómo evitar limitaciones en las Surebets

Cómo evitar limitaciones en las Surebets

Lo que suelen hacer las casas es limitar a los usuarios que suelen elegir estas cuotas con mucho value.

Sí, las casas sabrán si estás tratando de hacer surebets, porque ellas mismas saben que ofrecen cuotas en ocasiones demasiado altas.

Algunas malas lenguas incluso aseguran que estas casas tradicionales lo hacen con el propósito de poder echar así a varios de sus apostantes que ganan continuamente a la casa, alegando que ha habido equivocaciones humanas a la hora de ajustar las cuotas.

Para evitar que te limiten demasiado pronto al hacer surebets intenta hacer lo siguiente:

  • Elige solo casas fiables, que sabes que aunque te cierren la cuenta no se quedarán con tu dinero.
  • No hagas surebets con un beneficio de más del 2% – 3%, de lo contrario caes en el riesgo de que la casa te suspenda una apuesta alegando que la cuota era incorrecta.
  • No apuestes demasiadas veces en una misma apuesta. La idea es tener al menos 8 o 10 casas tradicionales en las que ir haciendo surebets y utilizar solo 2 o 3 a la vez, e ir sustituyéndolas y dándoles descanso, como si de un banquillo de un equipo se tratara.
  • Apostar siempre primero la cantidad back en la casa tradicional y después el lay en Betfair, si se realiza por el método de back-lay.
  • No abusar de este método. Cuando le hayas sacado unos 50 o 100 euros a una casa de apuestas tradicional, déjala descansar varios meses hasta que vuelvas a ella.

Artimañas de las casas de apuestas: bajadas de cuotas de última hora

Al realizar apuestas deportivas en directo o pre-partido, es muy frecuente que las casas de apuestas cambien las cuotas de un partido sin más explicación y sin previo aviso, lo que supone una artimaña como veremos.

El cambio de cuotas de última hora suele sudecer por tres motivos:

  1. Cuando la casa ofrece una cuota con demasiado value y muchos jugadores están realizando la misma apuesta.
  2. Cuando hay una cuota a favor de un resultado más alta que su respectivo lay en Betfair, por lo que se produce una apuesta segura. Y eso no gusta a ninguna casa, por lo que también bajan las cuotas.
  3. Errores al establecer las cuotas manualmente por parte de la casa de apuestas.
A veces las Casas de Apuestas bajan las cuotas a última hora y eso nos perjudica

A veces las Casas de Apuestas bajan las cuotas a última hora y eso nos perjudica

Tanto en un caso como en el otro, esto no nos beneficia como apostantes, y es que si vemos una cuota a favor de la victoria del Madrid (por ejemplo) a 1.50 en Bwin y decidimos que es muy buena cuota, puede que en el momento en el que vamos a apostar la han bajado hasta 1.40. Y lo que es lo peor, la mayoría de casas tradicionales, incluso si tienen reputación, bajan la cuota sin subir la del otro resultado.

Es decir, siguiendo el ejemplo anterior si antes se pagaba la victoria del Madrid a 1.50 y el empate y la derrota a otras cuotas, lo lógico sería que si se baja la cuota de la victoria, la casa respetase el margen de ganancias y aumentase las cuotas del empate y la derrota, ¿no? Pues no, por desgracia la mayoría de casas cuando deciden bajar una cuota lo hacen sin más, sin recalcular lo que valen los otros resultados, y por tanto, ganando aún más rentabilidad por la cara.

El peligro de apostar a cuotas ‘seguras’

En las apuestas deportivas, y salvo en contadas excepciones, nunca hay nada seguro. Una de la estrategias más típicas entre los que empiezan en las apuestas deportivas es la de apostar altas cantidades de dinero a cuotas en principio muy probables; estamos hablando de cuotas por debajo de 1.10, que aunque no lo parezca, suelen ser peligrosas.

Es cierto que cuando una cuota es muy baja, es muy probable acertarla, pero por otro lado tenemos que tener en cuenta el retorno de la inversión y el peligro que supone apostar una alta suma de dinero.

Apostar a cuotas que parecen 'seguras' es muy peligroso

Apostar a cuotas que parecen 'seguras' es muy peligroso

Una cuota por ejemplo de 1.05 nos da solo un 5% de beneficio, por lo que apostando una cantidad relativamente alta de por ejemplo 300 euros, tendríamos un beneficio neto de apenas 15 euros. Beneficio bastante probable, por otro lado. Pero nunca seguro.

Encontrar el value en cuotas “seguras” es muy complicado, y es que, ¿cómo podemos determinar que una cuota de 1.04 o 1.06 está infravalorada por el mercado y por ende conviene apostar a ella?

Pero hay otro problema peor, y es que apostar a cuotas en principio seguras puede crear adicción, porque lo normal es ir acertando las primeras apuestas (simplemente por mera estadística), pero siempre llegará un momento en que fallemos, y con ello, perdamos un porcentaje de nuestro bank considerable.

En caso de querer apostar a cuotas bajas sin peligro, recomendamos una correcta gestión del Bankroll, un estudio previo del partido, y no dejarse llevar por las emociones al creer que puede haber algún resultado completamente seguro.

En las apuestas deportivas, no existe ningún pronóstico seguro.

Apostar en contra a cuotas altas: ¿buena estrategia?

Al realizar una apuesta y querer ganar dinero rápido, muchas veces nos vemos tentados de hacerlo apostando en contra de un resultado, es decir, a que determinado resultado no se producirá.

Si por ejemplo el Real Madrid se enfrenta al Zaragoza y apostamos en contra del Zaragoza a cuota 11.5, quiere decir que con que el equipo maño empate o pierda ya habremos ganado nuestra apuesta.

Apostar en contra cuotas altas

Si el Zaragoza no gana su partido, ganamos 10 euros, pero estamos arriesgando 105 euros, que será lo que perderíamos en caso de que el Zaragoza consiga la victoria

Este tipo de apuestas, también denominadas como apuestas lay y que ofrecen solo casas de intercambio como Betfair, no siempre son una buena estrategia. Especialmente, muchas veces nos tienta la posibilidad de apostar en contra a cuotas altas.

Imagina que, por ejemplo, se pague 1 a 500 la victoria de Marcel Granollers en Wimbledon, y que la cuota en contra (lay) se encuentre a 600. La casa te da la opción de apostar la cantidad que quieras y doblarla de no producirse este resultado. Granollers es un buen jugador pero es improbable que gane un Grand Slam, aún así, no es imposible.

Lo que pasaría en este caso si apostamos en contra a una cuota muy alta es que, de finalmente producirse la victoria del jugador en el torneo (y consecuentemente, perder nuestra apuesta), perderíamos muchísimo dinero, ya que por cada euro jugado por nosotros, se multiplicaría por 600 como pérdida. En otras palabras, para ganar un simple euro tendríamos que arriesgarnos a perder 600, cosa que no parece muy razonable.

Por tanto, esta estrategia de apostar en contra a cuotas muy altas es definitivamente mala, ya que esas cuotas raramente tienen un value interesante y nos arriesgamos a perder muchísimo dinero a cambio de ganar unos pocos céntimos o euros.

Cómo aumentar el bankroll con el criterio de Kelly

En 1956, el científico norteamericano John L. Kelly estudió y diseño un sistema óptimo para gestionar una cartera monetaria. El llamado Criterio de Kelly, una técnica que hoy día ayuda al apostante a maximizar el crecimiento de su Bankroll, basándose en determinar el stake de cada apuesta mediante porcentajes. Para utilizar bien este método, debemos ser capaces de estimar probabilidades mejor que las propias casas de apuestas.

Criterio de Kelly

La fórmula que utiliza el Criterio de Kelly es la siguiente:

Porcentaje de Bankroll = (Cuota x Probabilidad) – 1 / (Cuota – 1) x 100

Ejemplo: Partido entre el Barcelona y el Real Madrid, con una cuota de 3.75 para la victoria del Real Madrid. Pero pensamos que el Real Madrid tiene el 40% de posibilidades de ganar el partido. Si aplicamos la fórmula, tenemos que: (3.75 x 0.40 ) – 1 / (3.75 – 1)  x 100 = 18.18%

Es decir, deberíamos destinar a esta apuesta el 18.18% del Bankroll.

Muchos apostantes utilizan la fórmula del Criterio de Kelly para administrar su banca, otros la consideran demasiado arriesgada, y es que la realidad su efectividad depende exclusivamente de que nuestras predicciones sean mejores que las de las casas de apuestas, y eso es muy complicado. Por eso se suele utilizar una variante de este criterio y no es más que dividir el resultado entre 2, para así tener un poquito más de precaución y minimizar un poco el riesgo. En el ejemplo anterior tendríamos en este caso que lo que deberíamos destinar a la apuesta sería el 9.9%.

Se pueden sacar dos conclusiones importantes de la utilización de este Criterio de Kelly:

  • Si logramos encontrar Apuestas Value de forma regular, seremos capaces de maximizar nuestros beneficios a medio/largo plazo.
  • Utilizando esta estrategia, nunca llegaremos a la bancarrota, ya que la cantidad a apostar se determina mediante un porcentaje del Bankroll.

Existen otros sistemas de gestión de banca, pero ninguno revolucionó tanto el mundo de las apuestas como el Criterio de Kelly.

El “value” en las apuestas

Siempre debemos ajustar la cantidad de dinero que arriesgamos en cada apuesta, de manera que nuestro ratio riesgo/beneficio sea el óptimo y SIEMPRE apostando a favor nuestro y NUNCA en el de la casa. ¿Cómo se hace esto? Pues apostando siempre en picks (apuestas) que tengan value positivo (+) ¿Qué apuestas tiene value? Aquellas apuestas en las que las cuotas no se ajustan (a nuestro entender) al potencial real de los equipos (o jugadores) implicados.

Value negativo (-)

En los picks normales el value en la mayor parte de los casos es negativo. Las casas de apuestas ganan dinero porque no pagan lo que deberían de pagar. Se llevan un margen ofreciéndote un premio inferior al de la probabilidad de ganar. El margen de beneficios de las casas de apuestas varía entre el 9% y el 15%. Si realizamos este tipo de apuestas estamos jugando en contra de la probabilidad, por lo que estamos condenados a perder con el tiempo.

Apuestas Value

¿Sabemos aprovechar y detectar los values...?

Value positivo (+)

Una apuesta con value positivo es una apuesta cuya probabilidad de acierto es subestimada por la casa de apuestas.

Ejemplo: Equipo A vs Equipo B

El pick corresponde a la final del campeonato mundial de “volcar coches en marcha disparando con una ametralladora” que se celebra en Kazajistán. Como todos sabemos, no hay color, porque el equipo A es especialista en esto, y el equipo B no tiene nada que hacer. Por si fuera poco, en unas recientes declaraciones previas al enfrentamiento, su capitán, “Hannibal” Smith, declaro que no tenían lesionados y que el equipo al completo se encontraba en plena forma y motivados para proclamarse campeones del mundo de “volcar coches en marcha disparando con una ametralladora” en su primera edición. El equipo está concentrado en un hotel cerca del estadio descansando, a excepción del Sr. Barracus que tuvo un incidente al tomar el vuelo y se espera que llegue a primera hora de la tarde.

Ahora viene el tema… la casa de apuestas es “Kazajistán – WinTheBet” y ha puesto unas cuotas en las que considera que tiene las mismas posibilidades de victoria el Equipo A como el Equipo B. El Equipo B está formado por una congregación de monjas franciscanas de la localidad. Aquí pasa algo raro… lo que pasa es que en Kazajistán no hay televisión por cable y NO SABEN quién es el equipo A y como se las gastan, así que la casa de apuestas “Kazajistán – WinTheBet” han considerado que tiene las mismas opciones de victoria tanto los unos como las otras. Este pick tiene value. ¿Por qué? Pues porque nosotros sabemos que es MUY PROBABLE que el Equipo A gane la competición y estimamos que la ganarían 1 de cada 10 veces que se celebrara. Hay que tener en cuenta que es posible (en un 10%) que se persone la autoridad en el evento y el Equipo A tenga que salir precipitadamente hacia Madagascar, por lo que el Equipo B ganaría la competición por no comparecencia del contrario. Eso hay que tenerlo en cuenta.

¿Qué nos dice la probabilidad? Nos dice que aunque 1 de cada 10 veces perdamos la apuesta, 9 veces la ganaremos, por lo que probabilísticamente hablando es una buena idea apostar a favor del Equipo A, por lo que podemos considerar que esta apuesta tiene Value positivo.

Un pick tiene value cuando la probabilidad de que suceda es mayor que la estimada por la casa de apuestas.

Stake asociado al value

Literalmente el stake es la cantidad de dinero que apostamos en un pick. También se puede utilizar el stake como un sistema de apuestas, es ese caso, la acepción de stake es el grado de confianza que tenemos sobre un pick.

Stake Lineal

Asignamos un porcentaje de nuestro Full Stake a cada stake asignándole un valor monetario que corresponda al nivel de confianza.

Ej01: Para un Full Stake de 10 €

Stake 1 = 10% del Full Stake = 1 €
Stake 2 = 20% del Full Stake = 2 €
Stake 3 = 30% del Full Stake = 3 €

Stake 9 = 90% del Full Stake = 9 €
Stake 10 = 100% del Full Stake = 10 € = Full Stake

Ej02: Para un Full Stake de 5 €

Stake 1 = 10% del Full Stake = 0.5 €
Stake 2 = 20% del Full Stake = 1.0 €
Stake 3 = 30% del Full Stake = 1.5 €

Stake 9 = 90% del Full Stake = 4.5 €
Stake 10 = 100% del Full Stake = 5.0 € = Full Stake

Problemas del Stake Lineal.

· La interpretación del stake es subjetiva.

· ¿En qué parámetros nos basamos para asignar un determinado stake a un pick? Por ejemplo un pick con stake 7/10 puede suponer una apuesta de confianza media para una persona mientras que para otra le puede sugerir una apuesta de confianza alta.

Stake y Cuotas

Es muy importante tener claro lo siguiente para llegar a ser un buen apostador.

Primero hay que determinar el stake adecuado a cada evento y DESPUÉS consultar las cuotas que te ofrecen las casas de apuestas para decidir si merece la pena apostar o no. Si las cuotas no tienen value, no se apuesta. Sin más.

Es un error muy común hacerlo al revés, es decir, que dependiendo de las cuotas que te ofrezcan las casas, decides apostar (o no) sin haber valorado el stake del evento previamente (grado de confianza).