Archivados bajo la etiqueta: ventajas

Las Casas de Intercambio

Las casas de apuestas de intercambio son un fenómeno dentro del sector de las Apuestas Deportivas. Mientras que en una casa de apuestas tradicional el apostante cruza su apuesta directamente contra la casa, en una casa de intercambio el apostante cruza su apuesta contra otros apostantes. La casa de intercambio ejerce la misma función que el mercado de bolsa en la elección de las cuotas y las cantidades a apostar, siendo los propios apostantes quienes las deciden de mutuo acuerdo.

Las Casas de Apuestas de Intercambio

Evolución de cuotas en Betfair.

La casa de apuestas de intercambio más conocida y utilizada por los usuarios es sin lugar a dudas Betfair.

Por su papel de intermediario, la casa cobra una comisión al ganador de la apuesta, que oscila alrededor del 5% de las ganancias netas. El apostante que pierde su apuesta no paga ninguna comisión. Las casas tradicionales y las casas de intercambio ofrecen al apostante dos alternativas diferenciadas, pero en absoluto excluyentes. Cada una de ellas presenta sus pros y sus contras.

VENTAJAS

Cuotas. Las comisiones de una casa de intercambio son menores que las correspondientes a una casa tradicional, lo que se traduce en cuotas habitualmente más altas que las que ofrecen las casas tradicionales.

Límites. Las casas de intercambio no restringen en modo alguno las cantidades a apostar o las cantidades que pueden ganarse en cada apuesta. Al contrario, cuanto mayores sean las cantidades apostadas, mayor será la comisión que se lleve la casa de intercambio. Sin embargo, una casa tradicional, que cubre directamente las apuestas de sus usuarios, debe hacer una previsión de riesgos para no encontrarse en la necesidad de efectuar desembolsos mayores de lo previsto. Por ello limita la cantidad a apostar en cada evento y las ganancias máximas por usuario en un período de tiempo dado (por día, semana, mes o año).

Apuestas en contra. Las casas de intercambio permiten al usuario apostar tanto “a favor” (back) como “en contra” (lay), mientras que en las casas tradicionales como regla general sólo se puede apostar a favor.

Trading. Las casas de intercambio son más adecuadas para poner en práctica técnicas de apuestas de “trading” similares a las de bolsa.

INCONVENIENTES

Publicación de cuotas. Las casas tradicionales deciden unilateralmente las cuotas de salida de los eventos y se esfuerzan por abrir los mercados con rapidez. Por contra, en las casas de intercambio son los propios usuarios los que proponen sus cuotas y los mercados tardan más tiempo en abrirse.

Liquidez. Aunque la casa de intercambio no limite directamente la cantidad a apostar, ésta depende de las ofertas de los usuarios. En las grandes ligas de fútbol suele haber gran liquidez al ser elevado el número de usuarios que apuestan, pero en ligas menos populares y en deportes minoritarios es frecuente que la liquidez sea escasa, con lo que, de hecho, no es posible apostar grandes cantidades porque no hay usuarios que cubran la contrapartida.

Complejidad. Las casas de intercambio ofrecen nuevas posibilidades a los usuarios como las apuestas en contra o el trading. Pero estas técnicas requieren conocimientos avanzados y una gran experiencia para ser aplicadas con éxito, por lo que no son recomendables para apostantes inexpertos. Las casas tradicionales son más fáciles de manejar para aquellos que se inician en el mundo de las apuestas.

Tipos de apuestas. La variedad de apuestas a disposición del apostante es menor en una casa de intercambio que en una casa tradicional. Por ejemplo, no es posible hacer apuestas combinadas ni de sistema.