Juego Responsable

Saber cuándo parar.

Todos conocemos la parte buena del juego, en nuestro caso de las apuestas deportivas. Esto es, arriesgar dinero prediciendo el resultado de un partido y posteriormente comprobar que se ha acertado el pronóstico. O en el caso del juego en los casinos, ver botar la pequeña bola blanca antes de que caiga en tu número preferido de la ruleta.

Pero el juego no sería tal si no hubiera riesgos. De ahí viene la emoción. Y ese riesgo incluye la posibilidad de perder dinero. Si juegas, puedes perder (y de hecho perderás en más de una ocasión) dinero; es parte del trato.

Aún así, perder no es la parte más negativa del juego. El verdadero problema viene cuando se juega para recuperar pérdidas anteriores o cuando se juega con más dinero del que alguien se puede permitir. Para algunas personas, el juego se convierte en una adición que afecta a su situación económica, familiar, laboral y personal.

Las casas de apuestas fueron creadas por jugadores y para jugadores. Ellas saben de los peligros del juego tan bien como lo pueda saber cualquiera, y saben que no es bueno para nadie cuando un determinado jugador tiene problemas de adicción.

Mantén el control.

Varios estudios realizados muestran que el abuso del juego se reduce cuando los clientes establecen de antemano cuánto dinero tendrán disponible para jugar. Por eso muchas casas de apuestas ofrecen a los jugadores la oportunidad de ajustar semanal o mensualmente sus límites de gasto. Si lo desean o necesitan, los jugadores pueden optar por tomarse un descanso completo (sin jugar durante 7 días) o incluso bloquearse el acceso a las casas, y otros sitios web de juego, durante un período más largo (6 meses).

Siempre hay ayuda disponible.

Desde mundoapuestas ponemos a disposición del público los enlaces de una serie de entidades o asociaciones donde acudir en caso de verse inmerso en alguna situación no deseable (como la ludopatía) y donde seguro, recibirá la ayuda correspondiente en caso de necesitarla. También aprovechamos para informarle que para participar en las casas de apuestas hay que ser mayor de edad (+ 18 años).

A continuación le mostramos algunos enlaces que pueden serle de gran ayuda:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*