¿Se debe empezar con un bankroll bajo para apostar?

Empezar con un bankroll muy bajo no siempre es positivo, veamos algunas de sus desventajas:

  • Se va reemplazando el dinero siempre con la misma cantidad y no gestionan muy bien las pérdidas. Imagina que cada semana ingresas esos 30 euros, los pierdes, y los ingresas de nuevo. Semana tras semana. ¿Cómo llevar un correcto control de las pérdidas?
  • Se ven limitadas muchas estrategias de apuestas que exigen apostar con determinados niveles. Incluso algunas casas exigen mínimos para apostar (2 euros en Betfair) que ya suponen un porcentaje importante de un bankroll pequeño.
  • Es muy difícil gestionar el bankroll correctamente. Con 30 euros en la casa, tienes pocas oportunidades
Con un bankroll más elevado tendremos mayores posibilidades de éxito

Con un bankroll más elevado tendremos mayores posibilidades de éxito

  • Pierdes más tiempo cada vez que ingresas el dinero.
  • Se cae en la tentación de apostar a cuotas superiores o de jugarse todo el bank de golpe, para aumentar rápidamente las ganancias.
  • Se suele caer más rápidamente en bancarrota.
  • Sin ver la evolución del bankroll al largo de las semanas, es más difícil ver qué errores hemos cometido a la hora de determinar las cantidades justas a apostar.

Vale, si es la primerísima vez, puedes probar con eso de “bueno, echo 20 euros y a ver qué tal”. Pero si quieres algo más, si ya sabes lo que es perder y lo que es ganar, si realmente quieres desarrollar un sistema e ir probando qué es lo que funciona y qué no, necesitas bastante más de 20 euros para moverte en este mundo. Independientemente de las posibilidades de cada uno, manejando bankrolls de menos de 150 o 200 euros te será muy difícil progresar correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*